sábado, 12 de septiembre de 2009

RESUMEN DEL VERANO 5

Otra de las cosas que pudimos ver este verano fueron estas zapatillas especiales para diabéticos.


Nosotros personalmente, seguro a causa de nuestra profunda ignorancia sobre el tema, no acabábamos de tener claro en que se pueden diferenciar unas zapatillas para diabéticos con otras para no diabéticos.

¿Menos azúcar? ¿Llevan una carga de insulina en el doble fondo de la suela?

Que conste que no pretendemos faltar el respeto a ningún diabético, sólo que por nuestra ignorancia nos hizo gracia al verlo. Luego rebusqué y vi la razón de que los diabéticos pueden disponer de unas zapatillas especiales.

Así que os quede claro que la razón de esta entrada es de reírnos de nuestra ignorancia y de nadie más.

A la cama no te irás sin saber una cosa más.

2 comentarios:

Común dijo...

Hola!!!!!

Que buena filosofía de vida, saber reírse de uno mismo o sino con el otro (no del otro), me gusta esta filosofía, también ver lo bueno en los demás, porque lo malo lo saben solito sin que estemos cizañando en ello….

Gracias por compartir esto con el mundo…..

Un abrazo de oso

MIGUEL M. dijo...

Pues sí, para los diabéticos, los pies y manos son un problema: La sangre no circula como tiene que hacerlo y cualquier herida puede suponer la infección y consiguiente amputación de un dedo o el mismo pie; este tipo de calzado evita roces que puedan provocar esas heridas. A pesar de existir este calzado, mi madre, a la que le faltan ya varios dedos de los pies, prefiere calzar unos zapatos bonitos... sigue siendo coqueta a sus 86 años. Un saludo.