miércoles, 28 de octubre de 2009

Recien Pintado


¡Que poco dura la felicidad en casa del pobre! Casi tan poco como un banco impoluto. Bueno, por lo menos gracias al cartelito no se te quedarán los grafitis impresos en tu camisa blanca recien estrenada.

1 comentario:

Chispita dijo...

Jajajaja,
TENES UN BUEN SENTIDO DE HUMOR,
obresavando todo tu blog!