miércoles, 14 de febrero de 2007

EL RESPLANDOR


Aunque parezca mentira no es un psiquiatrico de esos de película de terror, ni es un edificio abandonado (aunque casi), ni es el hotel de la película el resplandor.

Se trata nada más y nada menos que del espacio joven. Lugar que lleva abierto hace ya unos cuantos años, lo que pasa es que no se ha sabido aprovechar para bien de la comunidad y da hasta miedo entrar (Tiene hasta garita con segurata nada más subir las escaleras).

Pido desde este humilde blog que se utilice mejor este edificio (situado encima del mercado del G-9) que da pena entrar y verlo todo como los pasillos de la central nuclear de Chernobil (lo único que aquí no hay radiaciones pero huele a pescado).

En la primera foto podemos ver la jovial entrada que nos invita a entrar.

En la segunda foto vemos el maravilloso vestibulo con su hueco para el extintor y todo y más pintadas con mensajes de bienvenida.

En la tercera y cuarta foto vemos la amplitud de sus pasillos y la de gente que llena el recinto durante todo el día.

Os invito a que os deis una vuelta por cherno...digo el espacio joven, que por cierto de espacio anda sobrado pero de jóvenes...

3 comentarios:

No soy Job dijo...

¿Que nos invitas a visitarlo? Pero si parece que de un momento a otro va a aparecer Fredy Cruger o Jason o incluso el bueno de Norman Bates!!!!

Adri dijo...

El problema es que es un entorno para chavales... problemáticos...

Tanto usuarios de los servicios... como parapetados en su puerta...

...lo cual coarta bastante a la hora de introducirse en semejante antro...

...o eso creo yo, que, a veces, hasta he entrado...

Y no, no huele a pescado... huele a sangre...

Macacolandia dijo...

La pared de fuera el sábado la habían pintado de un gris pistacho muy triste.