lunes, 26 de febrero de 2007

QUE COCHINOS


No me creo que este plastiquito no se ha caido sin querer de un bolsillo. Digo yo que estando la papelara al lado habría costado muy poco trabajo mater el orden.

6 comentarios:

Macacolandia dijo...

Pues yo creo que sería más facil meter la papelera en el plástico que el plástico en la papelera.

No soy Job dijo...

El plastiquillo a lo mejor es el de embalar la papelera y les daba no se qué meter el continente dentro del contenido y convertir el contenido en contienente y el continente en contenido. No se si me explico, pero con este lio, no me extraña que hayan dejado tirao el plástico.

Anónimo dijo...

Y despues de tanta esplicacion.....
donde fue a parar el plastico?

Alfonso de la Fuente Ruiz dijo...

Es más difícil de lo que parece, ya que el orificio de entrada del dispositivo papeleril se encuentra dividido en tres sectores de ciento veinte grados sexagesimales, que siguen un estricto código de colores a fin de permitir la separación de residuos y claro, ya era pensar mucho: "total, pa' echar un cacho plástico..."

mr_friki dijo...

Bueno, no viene al caso, pero... El diseñador de papeleras de reciclaje... era un freak del trivial ¿verdad?

Macacolandia dijo...

juajuajua, mr friki tu me matas de risas, jejejeje, ahora miro la papelera y veo los quesitos de colores puestos cada uno en su sitios, juajuajua, pasate más a menudo por aquí, me rio mucho con tus comentarios.