miércoles, 27 de agosto de 2008

CONTENEDORES INTOXICADOS

Hay que ver lo mal que tratamos a nuestros queridisimos contenedores de colores.
Hay gente que todavía piensa que el color de los contenedores es solo cuestión de estética y no es así, el color te indica de que se alimenta. Por ejemplo el contenedor verde se alimenta de vidrios como los fakires, el amarillo de plásticos y metales y el azul de papel y cartón.
Si a un contenedor de un color le dais algo de comer que no le corresponde entonces se pone malito y le rebosa por los orificios.


Un claro ejemplo es este pobre contenedor azul que se encuentra malito y a punto de expulsar la causa de su intoxicación, esos breaks de vino que a estas alturas todos deberíamos saber que es el alimento de los contenedores amarillos.

2 comentarios:

cimujo dijo...

Lamentablemente la conciencia del reciclado no está muy arraigada en las costumbres de estas tierras.
Creo que estamos mejorando pero queda mucho por hacer.

Alfonso de la Fuente Ruiz dijo...

Briks, se dice "briks", que viene de tetra-brik.
El "break de vino" viene a ser más bien una forma moderna de pisar uvas, al estilo callejero y ocasionalmente dando vueltas sobre el cráneo...