lunes, 17 de noviembre de 2008

Muerte entre las hojas


La muerte de un sencillo pajarito por causas naturales, no deberia ser motivo para rasgarnos las vestidura; pero por favor, que alguien se ocupe del levantamiento del cadaver y que lo echen a la fosa común de una vez -ya que nadie se va a ocupar de eregir sobre su tumba un monumento al córvido desconocido-, que el pobre bicho ya lleva ahí una semana.

La verdad es que este abandono de cadáveres en las calles por parte de las autoridades competentes (lease servicio de limpieza), empieza a oler mal.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

El estornino pinto es un pájaro de cabeza pequeña, pico cónico, amarillo, cuerpo esbelto con plumaje negro de reflejos verdes y morados y pintas blancas, ala y cola largas y pies rojizos. Mide unos 22 cm desde el pico a la extremidad de la cola, y 35 de envergadura. Esta ave tan familiar vive en bandadas y se alimenta en el suelo, metiendo el pico entre la hierba para localizar insectos y lombrices. También picotea los restos de comida y vive sin problemas en las ciudades. Suele anidar en los huecos de los árboles, pero también se apropia de nidos hechos por el hombre para otros pájaros. Tiene la capacidad de imitar los sonidos de su entorno e incluso aprenderlos.

El estornino es nativo de Eurasia, pero ha sido introducido en en sur de África, América del Norte, Australia y Nueva Zelanda. Por ser tan adaptable, en muchos lugares se ha convertido en una plaga. En algunas ciudades, miles de estorninos llegan del campo en grandes bandadas por las tardes para pernoctar en los árboles o bajo los puentes, lo cual provoca un espectáculo.

Raquel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
No soy Job dijo...

Esto... gracias, supongo

Montxo dijo...

Su tumba será la papelera, que poco poético.