lunes, 16 de julio de 2007

PINTAME MUCHO

El jueves pasé por las traseras del futuro "árbol" (o sea una semillita) y vi asombrado que habían tenido la osadía de pintar toda la pared de atrás de un virginal amarillo y verde por abajo que pedía a gritos que alguien echase una firmita (...pintame, pintame mucho, como si fuera esta noche la última vez...)

Y justo el sábado por la mañana, confirmando mis augurios, la fachada ya estaba de la forma que puedes ver. La verdad es que tiene que ser la ostia para un grafitero encontrarse una pared como esta, no sabría por donde empezar.


Me imagino que hoy lunes esta pared ya tendrá poco de amarillo y es normal. Lo que haría yo si dispusiera de una pared tal en la parte de atrás de mi negocio es llamar a los mejores grafiteros y que me hicieran unos buenos dibujos poniendo a disposición del barrio de una exposición de grafitis gratuita y los iría renovando cada año.

Y es que ya sabes el que a buen árbol se arrima... tiene que ir a aparcar a casa cristo.

5 comentarios:

No soy Job dijo...

Es que hay paredes que van provocando, tan desnuditas, tan...

Davidytal dijo...

es cierto se lo tienen merecido, para que luego digan que aquí no se hacen excepciones.

trupmanias dijo...

es una provocación.. pero esperemos a ver que tal lo dejan ...

mr_friki dijo...

pues yo, si fuera mi negocio, pondría un garrulo de pocas palabras con nudilleras, mala leche y un termo de cafe...

Sr. Rojo dijo...

Yo conseguí verlo totalmente libre de firmas, creo que duró menos de 48 horas asi.