viernes, 14 de septiembre de 2007

Leña al Arte

El pasado domingo me pasé por el CAB, para ver si se me pegaba algo de cultura y tal, y resulta que me encuentro con esto:



No se quien es el autor de tan fastuosa expoxición (mi mente tiende a borrar toda experiencia desagradable); sólo se que en mi pueblo, nos encontramos con semejantes leños y maderas y organizamos las hogueras de San Juan fuera de fecha.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

vamos no me jodas...

Macacolandia dijo...

jaja, lo de la primera foto no debe ser de la exposición, será un estante comprado en el ikea y como dicen en el anuncio si no pones el tornillo skrunchen con la tuerca plangel la estanteria queda como en la foto.

Y la segunda...la segunda....pasopalabra.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

que no, que no se llama exposición, que son "instalaciones". Eso sí, arden muy bien ;-)

Pablo A. Fernández Magdaleno dijo...

Igualito igualito que la barbacoa de homer Simpson que conocionó a los medios vanguardistas de Springfield y le colocó por un tiempo breve en el más puntero artista conceptual de la ciudad.
Enhorabuena a los participantes de la instalación

Macacolandia dijo...

jajaja es verdad pablo lo acabo de visualizar jejeje

Alfonso de la Fuente Ruiz dijo...

Hmmmm, ¿y cómo has sacado las fotos? En cuanto uno hace el ademán de sacar la cámara suele venir el/la vigilante que observa por las bolitas negras del techo, que son cámaras y no parte de la instalación artística...
Estas obras son de un vasco de apellido impronunciable para castellanoparlantes, Manu-nosécuántos, y la verdad es que hay que entender bastante arte para apreciarlas, yo no las acabo de pillar el puntillo.

pitu dijo...

Lo bien que me iban a venir a mí, esas varas, para las alubias del pueblo

Anónimo dijo...

Es Manu Muniategiandikoetxea

Momar dijo...

¿No será, entonces, que las esculturas están hechas en vascuence y que necesitaríamos a un intérprete para que nos las traduzca?

Alarttex dijo...

Pos yo no lo veo tan mal, lo que pasa es nosotros no entendemos de arte y somos mu brutos. Vamos a ver, ¿preguntaste el precio? ¿algún carpintero gana eso? (a eso no contestes) ¿cómo puedo hacer yo uno igual? porque tengo unas maderas que me sobran... Confieso públicamente que he visto cosas peores, como por ejemplo, y es rigurosamente cierto, un plato sopero de cerámica gris sucio con restos de macarrones o algo parecido en el mismo glamuroso color; el precio llevaba varios ceros en euros.

Anónimo dijo...

y si no tuvieramos un museo de arte contemporaneo?