lunes, 17 de septiembre de 2007

MAS DE LO MISMO


Después de la rápida intervención de la Policía Local, para evitar que unos intrépidos saboteadores hiciesen de las suyas en el parque Santiago.
Estuve esperando esa rápida intervención de los mismos agentes, tras 20 minutos, que anduve por ahí dando vueltas, no vi la las fuerzas del orden subsanado esta situación.
Estos agravios comparativos tranquilizan a la opinión pública por que si los jóvenes hubiesen aparcado dentro del parque la situación carecería de importancia.

5 comentarios:

un mamón que aparca mal dijo...

Si, jeje, envidia es lo que tienes que los que tenemos mercedes podemos aparcar donde nos de la gana y los que teneis simples utilitarios lo tenéis que dejar ahí tirado en doble fila.

Anónimo dijo...

Lo que pasa es que hay gentuza que se cree que por tener un coche de 50000 € las normas son diferentes para ellos. Si aparcas así no te extrañes de encontrarte el coche con algún arañazo realizado por un peatón rebotado, quizá no te importe porque seguramente tengas tu cochazo a todo riesgo y te la pele, pero te joderás y tus vueltas darás para ir al seguro, al taller, y unos días que pasarás sin tu cochazo.... todo por hacer lo que te da la gana.

Caelio dijo...

mmmm....estoooooo...pues te voy a contestar lo mismo que en el anterior post relacionado con esto de aparcar. A mí no me dice nada, me he acostumbrado a convivir con estas chulerías y desparpajos, pero el otro día apareció un mercedes pinchadas las cuatro ruedas en EP, que es donde vivo.

s2

Sr. Gris, claro dijo...

Lo que hay que hacer es pasar andando por encima del coche, sea por el capó o por el techo, porque, pincharle las ruedas,no se debe, y rayarlo, pues igual tampoco... pero es un paso de cebra, es para que pasen los peatones... pues a pasar... y, sino, no lo aparques en cañada...

Momar dijo...

Ganas dan, estimado señor Gris (¿Claro o perla? ;)), ganas dan. Afortunadamente (para ellos) un servidor es más educado que ellos y se abstiene de perpetrar tal acto de barbarie.

Eso sí, me acuerdo de dos por culpa de los cuales un inválido no tuvo que dar la vuelta a toda la plaza de San Bruno para pasar la calle que...