sábado, 12 de abril de 2008

EL BALCÓN DE LOS CISNES

No se trata de ninguna pieza musical de Tchaikovsky hasta ese grado cultural y artístico no llegamos en este blog faltaría más.

Esta foto es para reflejar hasta que punto somos raros a la hora de elegir mascotas. Ya no nos conformamos con el perrito o gatito de turno, ni siquiera el hurón o la iguana, ahora hemos llegado a tal punto de domesticar unos pobres cisnes e instalarles en el balcón y con las correspondientes heladitas mañaneras pues ya se sabe... petrificados se han quedado. Si os fijáis bien hacen juego con la placa del nombre de la calle.


Esta foto nos la ha mandado A.L.C.E. *(Asociación por la Liberación del Cisne Español)


*Esto es coña

2 comentarios:

manzacosas dijo...

Hola. Intentando salvar la vida a los cisnes y a los cisnéfilos, no apretéis el botoncito donde pone la palabra HERE del Shakadal ese. Es un consejo. Manzacosas

Alfonso de la Fuente Ruiz dijo...

Con lo majetes que son los cisnes, bien que les daba yo de comer ya. Les encantan los bordes tostados de pan de pizza.
Habrá que ir a la caza del basilisco o la cocatriz que los dejó de tal modo y manera. Este agravio no debe quedar impune.