sábado, 4 de agosto de 2007

LACALLE EN FUNCIONES

Estos días en los que Apa, nuestro flamante y reiterativo alcalde levanta calles, se va de vacaciones deja sus bártulos a super Lacalle.

Lacalle vive para eso, esperando estos días en los que Apa se indispone o se encuentra vacante y disfruta por que es lo que soñaba de pequeño, ser alcalde para ordenar y mandar que lo lleva en la sangre y tener un cuerpo de escándalo para arrasar en la piscina.

Lo de alcalde, pues mira de vez en cuando puede jugar a serlo pero lo del cuerpo...como ya quitaron el programa "cambio radical" me he permitido hacer un apaño virtual para ver como se sentiría.

1 comentario:

No soy Job dijo...

Juas,si Lacalle tuviera ese cuerpo igual le habria votado; a condición eso si, de que lo fuese enseñando todo el año. Juas, juas.