lunes, 27 de agosto de 2007

AMARRANANDO LA CIUDAD (ANÁLISIS)

Como colofón (de momento) al tema de los amarranamientos de ciudad tratados una, dos y hasta tres veces anteriormente he elaborado un esquema que a mi entender muestra los distintos focos del problema y sus consecuencias.

Ante todo quiero decir que no voy a dar nombres, que luego se me enfadan ciertos medios, el caso principal es analizar mediante un pensado esquema el meollo del problema para ver si entre todos le ponemos una solución.

Si a simple vista no logras leer el esquemas te recomiendo que pinches en él y lo normal es que se amplíe.

Creo que he recogido los tres posibles casos y sus consecuencias si se da un paso mal. Si veis algún caso más pues lo comentáis.

La intención con todo esto no es hacer la guerra a ningún medio de comunicación, (¿quien somos nosotros para hacerlo?), sino denunciar que ocurran escenas como las de la foto todas las semanas.

Y me da igual que los papelotes sean de propaganda, periódico o papel higiénico...

Espero no tener que seguir sacando fotos denunciando el caso.

3 comentarios:

No soy Job dijo...

Creo que ha quedado claro.

Davidytal dijo...

Falta alguna posibilidad como: el que se lleva todos los periódicos para hacer la mudanza o el que se lleva los de todos los portales por que tiene síndrome de Diógenes.
Por lo demás muy completo, te podías haber currado más la presentación, que lo del boli...

Miguel Simón dijo...

Das en el clavo, puede aún que haya alguna otra posibilidad pero es un análisis bastante completo.
Por lo que me toca por organizar la producción de La Palabra te diré que la empresa que realiza el reparto se llama Almer, que es la misma que lo hace para el Gente y buzonea el 90 por ciento de la publicidad en la ciudad. Prácticamente no hay otra opción para distribuir a esa escala, así que no tenemos mejores posibilidades. Por otro lado, por lo general esta empresa suele ser bastante profesional, pero la distribución portal a portal la realizan más de 70 personas diferentes y, aunque la mayoría son bastante correctos, los hay que en vez de distribuir hacen la puñeta con las consecuencias que luego pueden contemplarse.
La empresa que distribuye tiene un mapa de la ciudad dividido en sectores de reparto, y nosotros le encargamos que dejen en los portales el 70 por ciento de ejemplares con respecto a los buzones existentes, cosa que muchas veces no se cumple porque lo compruebo en mi propia casa, donde tendrían que dejar 7 y suelen dejar 10 para los 10 buzones que hay. Imagino que así el repartidor acaba antes, con la consecuencia de que en mi portal siempre sobran dos porque hay pisos vacíos.
Tenemos una red de voluntarios en diferentes barrios de la ciudad que nos dan información sobre las incidencias que se producen y todas son puestas en conocimiento de la distribuidora (tus propias fotos han servido de documentación gráfica para ello) y te puedo asegurar que la persona que está en Administración hace un seguimiento semanal para verificar que las incidencias se corrigen.
Por último, dos apreciaciones: Gamonal es una de las zonas donde comprobamos una alta eficacia de la distribución, fundamentalmente porque la gente lo suele coger muy rápido: se da más el fenómeno de que se agotan en los portales antes que haya sobrantes.
Por otro lado, estoy seguro de que el control de calidad que ejercemos sobre la publicación es mucho más exhaustivo que el de la competencia en todos los órdenes. También está claro que nuestros enemigos son más virulentos que los suyos y están a putear. El periódico, por otro lado, es todo un orgullo para quienes lo hacemos y creo que eso se nota en sus páginas. Sólo intentamos que voces nuevas rasguen el silencio de muchas atmósferas en esta ciudad.
Un saludo. Y gracias por las fotos.